Si se realiza una mirada sobre la política educativa de nuestro país sobre el tema de la educación especial se puede observar que en la Ley Nacional   N° 1.420, de fines del siglo XIX, no se hacia alusión al tema. Esto posiblemente se debía a que la sociedad de ese entonces mantenía una visión que Verdugo Alonso llama "tradicional" caracterizada por "asignar un papel de marginación orgánico funcional y socíal a las personas con discapacidad porque los ubica en un sitio marcado, en un puesto asignado con plaza permanente entre los atípicos y los pobres, con el denominador

común de la dependencia y el sometimiento",

 

Luego de más de cien años se constituyó un nuevo marco legal: la Ley Federal de Educación, Ley N° 24.195. En ella se establecía el mantenimiento de valores sostenidos durante la legislación anterior como la obligatoriedad, la gratuidad y la laicicidad de la enseñanza.

 

La incorporación de los siguientes conceptos: la educación permanente, el reconocimiento de la función educadora de lo no formal e informal, el derecho de todo ciudadano a la educación, los conceptos de equidad y calidad en materia educativa y la incorporación de la educación especial como una de las

áreas.

 La mencionada ley, en su titulo 111, capítulo VIl, artículo 27. referido a la educación especial, señalaba que..."E/ cumplimiento de la obligatoriedad indicada en el art. 10 inciso a- y b- tendrá en cuenta las condiciones personales del educando/a". De estas palabras se puede desprender que las personas con necesidades especiales estaban incluidas dentro del sistema educativo nacional y de la obligatoriedad de la enseñanza teniendo en cuenta sus posibilidades individuales. Este aspecto  de la ley anterior no lo contemplaba, como se dijo anteriormente, por diversos motivos entre los que se cuenta la concepción de la educación principalmente para la formación del ciudadano y no la de un derecho de la persona.

 

Los objetivos que sostenía la Ley Federal N° 24.195 con respecto a la educación especial se centraban en garantizar su atención educativa en centros específicos y abrir las puertas de los establecimientos de educación común a quienes pudieran insertarse en ella, ya que, tenía como fin la integración de las personas con necesidades especiales a la sociedad incluso realizando actividades laborales. Para ello la Ley establecía en su artículo 29, segundo párrafo, lo siguiente: "En tal caso el proceso educativo estará a cargo del personal docente especializado que corresponda y se deberán adoptar criterios particulares de curricula, organización escolar, infraestructura y material didáctico."

 

La implementación de la Ley Federal presentó dificultades tanto en el ámbito de la educación general como en el de la educación especial, lo cual obstaculizó la incorporación exitosa de niños con necesidades especiales en los establecimientos de educación común. Esta situación responde a diversos motivos, entre los que cabe señalar:

 

La carencia de docentes de educación especial que ayudaran al docente de grado en su trabajo cotidiano.

 

La carencia de formación especializada en los docentes que realizaran funciones de gestión o conducción de las instituciones educativas quienes frecuentemente no podían responder a algunas solicitudes de la población con respecto al tema de la convivencia dentro de la institución y el trabajo de contenidos.

 

La numerosa población de niños por aula.

 

La falta de formación especifica sobre necesidades y posibilidades educativas para esta población. Tal es el caso de los docentes de asignaturas especiales­ plástica, música, teatro, educación física, tecnología- que carecían de formación docente sobre el tema de la educación especial y, muy frecuentemente no eran infonnados o no pedían información de las particularidades que presentaba cada alumno para bosquejar trabajos interdíscíplinaríos y realizar sus aportes educativos.

 

En el año 2006 el Estado Nacional propone una reforma educativa que sost1ene principios generales de la anterior norma pero que realiza algunas modificaciones, como, por ejemplo, la estructuración del sistema educativo nacional.

 

En la nueva Ley de Educación Nacional N" 26.206, Título 1, Capítulo 11 referido a los Fines y Objetivos de la Política Educativa Nacional, Artículo 11, incisos n) y v) respectivamente se establece lo siguiente: "Brindar a las personas con discapacidades. temporales o permanentes, una propuesta pedagógica que les permita el máximo desarrollo de sus posibilidades, la integración y el pleno ejercicio de sus derechos". "Promover en todos los niveles educativos y modalidades la comprensión del concepto de eliminación de todas las formas de discriminación"

 

Además, en la referida Ley, la educación especial esta incluida dentro del Titulo 11 'El Sistema Educativo Nacional' dedicándoselo el Capítulo VIII. En el Artículo 42 se considera la educación especial una modalidad educativa: "La Educación Especial es la modalidad del sistema educativo destinada a asegurar el derecho a la educación de las personas con discapacidades, temporales o permanentes, en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo. La Educación Especial se rige por el principio de inclusión educativa, de acuerdo con el inciso n) del artículo 11 de esta ley. La Educación Especial brinda atención educativa en todas aquellas problemáticas específicas que no puedan ser abordadas por la educación común El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, en acuerdo con el Consejo Federal de Cultura y Educación, garantizará la integración de los/as alumnos/as con discapacidades en todos los niveles y modalidades según las posibilídades de cada persona."

 

Por su parte, el Artículo 44 establece que: "Con el propósito de asegurar el derecho a la educación, la integración escolar y favorecer la inserción social de las personas con discapacidades. temporales o permanentes, las autoridades jurisdiccionales dispondrán las medidas necesarias para:

 

a) Posibilitar una trayectoria educativa integral que permita el acceso a los saberes tecnológicos. artísticos y culturales.

 

b) Contar con el personal especializado suficiente que trabaje en equipo con los/as docentes de la escuela común

 

e) Asegurar la cobertura de los servicios educativos especiales, el transporte, los recursos técnicos y materiales necesarios para el desarrollo del currículo escolar.

 

d) Propiciar alternativas de continuidad para su formación a lo /argo de toda la vida. e) Garantizar la accesibilidad física de todos los edificios escolares."

 

Como se puede observar este documento profundiza y sostiene la filosofía del anterior en materia de inclusión de la persona con necesidades especiales a la sociedad y fomenta su incorporación a la educación común o su atención en establecimientos educativos especializados.

Paralelamente, y para satisfacer los requerimientos de la población educativa con necesidades especiales, es necesario contar con los profesionales adecuados. Por ello, corresponde tener en cuenta los criterios con respecto a la formación docente que establece la nueva Ley de Educación Nacional N° 26.206 en el Título IV Capítulo 11. Allí, el Artículo 73 señala: "La política nacional de formación docente tiene los siguientes objetivos:

 

a) Jerarquizar y revalorizar la formación docente, como factor clave del mejoramiento de fa calidad de la educación.

 

b) Desarrollar fas capacidades y los conocimientos necesarios para el trabajo docente en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo de acuerdo a las orientaciones de la presente ley.

 

e) Incentivar la investigación y la innovación educativa vinculadas con las áreas de enseñanza, la experimentación y sistematización de propuestas que aporten a la reflexión sobre la práctica y a la renovación de las experiencias escolares.

 

d) Ofrecer diversidad de propuestas y dispositívos de formación posterior a la formación inicial que fortalezcan el desarrollo profesional de los/as docentes en todos los niveles y modalidades de enseñanza.

( .. .)

 

g) Acreditar instituciones, carreras y trayectos formativos que habiliten para el ejercicio de la docencia."

 

La formación docente se lleva acabo en establecimientos regidos por la Ley de Educación Superior, Ley Nacional N" 24.521. En el articulo 4 de la citada norma se establecen los objetivos de este nivel educativo, entre los cuales cabe destacar los siguientes: "b) Preparar para el ejercicio de la docencia en todos los niveles y modalidades del sistema educativo" e "i) Incrementar y diversificar las oportunidades de actualización, perfeccionamiento y reconversión para los integrantes del sistema y para sus egresados."

Específicamente hace referencia a los postítulos docentes en el Artículo 19, donde dispone que: "Los institutos de educación superior podrán proporcionar formación superior de ese carácter, en el área de que se trate y la actualización, reformulación o adquisición de nuevos conocimientos y competencias a nivel de postílulo, Podrán asimismo desarrollar cursos, ciclos o actividades que respondan a las demandas de calificación, formación y reconversión laboral y profesional."

 

Asimismo, en el Artículo 21 sostiene que: "Las provincias y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires arbitrarán los medios necesarios para que sus instiluciones de formación docente garanticen el perfeccionamiento y la actualización de los docentes en actividad, tanto en los aspectos curriculares como en los pedagógicos e institucionales, y promoverán el desarrollo de investigaciones educativas y la realización de experiencias innovadoras."

 

Por tanto, el Conservatorio Superior de Música de la Ciudad de Buenos Aires "Astor Paizzolla", Instituto Superior No Universitario, por Decreto N° 31512000, cuyos planes de estudio fueron aprobados por Decreto N" 443102 y responden a lo dispuesto por la Ley de Educación Superior N° 24.521 y los Convenios Marcos acordados por el Consejo Federal de Cultura y Educación, reúne los requisitos legales para ofrecer un postitulo docente que brinde una especialización en el campo de las enseñanzas musicales para la educación especial. Esta competencia se sostiene, además, en el Art 24 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, donde se establece que esta jurisdicción "Crea y reconoce, bajo su dependencia, institutos educativos con capacidad de otorgar títulos académicos y habilitantes en todos los niveles. Se responsabiliza por la formación y perfeccionamiento de los docentes para asegurar su idoneidad y garantizar su jerarquización profesional y una retribución acorde con su función social. Garantiza el derecho de las personas con necesiclades especiales a educarse y ejercer tareas docentes, promoviendo su integración en todos los niveles y modalidades del sistema."

 

El diseño del citado postítulo responde a las normas básicas para el funcionamiento y reconocimiento de los postítulos docentes dispuestas en la Resolución N° 151/00 del Consejo Federal de Educación.

 

En síntesis, se puede decir que la propuesta de este postítulo responde a las últimas legislaciones educativas en lo que respecta a la educación especial, las cuales tienden a realizar propuestas que se insertan más en el paradigma de la autonomía personal propuesto por Verdugo caracterizado por "poner énfasis en la vida independiente consistente en la autodeterminación de las personas para decidir su propio proceso de rehabilitación... se persigue como meta prioritaria la supresión de las barreras físicas y sociales del entorno que los rodea".

 

La presente propuesta de especialización en enseñanza de la música para la educación especial en el ámbito del Conservatorio Superior de Música de la Ciudad de Buenos Aires tiene como objetivo formar profesionales docentes de música especializados en el área de la educación especial.

 

En líneas generales se observa que los docentes de música que se insertan laboralmente en esta modalidad educativa no han tenido en su formación académica ningún espacio curricular que atendiera a esta modalidad. Generalmente estos docentes de música han recurrido a la realización de algunos cursos de capacitación y al aprendizaje en la acción docente.

 

Los otros profesionales que se insertan en el campo laboral educativo musical son los musicoterapeutas. Del análisis comparativo de las incumbencias laborales y profesionales como de los planes de estudio de las carreras de Musicoterapia de la mayoría de los establecimientos que la brindan en la Ciudad de Buenos Aires se ha observado lo siguiente.

 

- Los títulos que se brindan son de Musicoterapeuta y de Licenciado en Musicoterapia por lo tanto no son docentes. Solo la Universidad del Salvador tiene planificada la posibilidad de que el estudiante realice una complementación integrada por asignaturas didácticas generales para obtener el título docente.

 

En la mayoría de los planes no hay presencia de asignaturas pedagógico didácticas sobre el tema musical ni de la educación general.

 

- "Como disciplina terapéutica en los campos de la salud y de la educación el perfil profesional de musicoterapeuta se centra en el trabajo interdisciplinario en la prevención y tratamiento clínico de quienes lo requieran, en instituciones especializadas en niños, jóvenes, adultos y adultos mayores. Utiliza la música, el gesto y el cuerpo, como vínculo de comunicación para recuperar capacidades, desbloquear recursos expresivos, reforzar la autoestima y propender al desarrollo del individuo y de la comunidad. A su vez, detecta precozmente problemas psícomotrices, del lenguaje y de aprendizaje e implementa, mediante el juego musical diagnóstico y terapéutico, la estimulacíón temprana Interviene en acciones de prevención y rehabilitación en situacionessociopatogénicas (bulimia,anorexia, fármacodependencía, drogadicción). Realiza estudios e investigaciones en las distintas áreas y campos de musicoterapía" [Plan de Estudios de la Carrera de Musícoterapia. Escuela de Psicología, UBA].

 Como se puede observar, su perfil carece de las especificidades pedagógico didácticas para el ejercicio de la docencia musical en los diversos niveles educativos.

 Acorde con lo establecido en la Ley de Educación Superior, los establecimientos educativos de nivel terciario y universitario deben tener en cuenta las necesidades sociales como también las específicas del área de formación para el ofrecimiento, en este caso, de capacitaciones. Como señala Romero Brest. " La sociedad avanza a un ritmo superior al de sus estructuras y la universidad reacciona por detrás de los aconteclmientos. Estos establecimientos educativos no poseen aún capacidad anticipatoría ni pueden captar rápidamente la onda expansiva de la explosión de conocimiento."

Paralelamente, se observó el plan de estudios del Profesorado en Educación Especial, comprobándose que los alumnos tienen un acercamiento al área musical solo a través de la asignatura Musicoterapia.

La nueva Ley de Educación Nacional pone el acento en la concepción de que las personas con necesidades especiales sean incluidas en los servicios educativos comunes para lograr su mejor inserción y aceptación en sociedad.

Por tanto, atentos a los avances y desarrollos teóricos y legislativos producidos en el campo de la educación que toma en cuenta a las personas con necesidades educativas especiales y sus procesos educativos, tanto en establecimientos especializados como en establecimientos educativos comunes, se propone formular el presente plan de especialización, con miras a la formación de un profesional músico­ docente que eduque para la diversidad en el marco de una concepción inclusiva de educación.

 La aprobación del plan de estudios de la Carrera de Especialización en Enseñanza de la Música para la Educación Especial y de la carga horaria relativa de sus distintas

áreas, busca incrementar la excelencia académica en la formación de profesionales músicos -docentes en el ámbito del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.